Nuestra misión

La misión de Unilever es aportar vitalidad a la vida. Satisfacemos necesidades diarias de nutrición, higiene y cuidado personal, con marcas que ayudan a la gente a sentirse bien, lucir bien y sacarle más provecho a la vida.

Girls on beachVitalidad es el corazón de todo lo que hacemos. Está en nuestras marcas, nuestra gente y nuestros valores. Vitalidad significa cosas diferentes para las diferentes personas. Para algunos es energía, para otros, algo más amplio como la salud del cuerpo y el alma, o sentirse vivos.

Más allá de la definición personal, millones de personas alrededor del mundo usan nuestros productos todos los días para agregar Vitalidad a sus vidas: para sentirse bien con su pelo o su sonrisa brillante, para tener sus casas limpias y frescas, o disfrutar una gran taza de té o un snack saludable.

Desde el siglo XIX, cuando William Hesketh Lever estableció que la misión de la compañía era “convertir el aseo personal en algo común, aliviar el trabajo para las mujeres, promover la salud y contribuir al atractivo personal, que la vida sea más placentera y gratificante para la gente que usa nuestros productos”, la Vitalidad está en el corazón de nuestro negocio.

Vitalidad define lo que somos: nuestros valores, lo que nos hace diferentes y cómo contribuimos a la sociedad. Es el hilo común que conecta nuestras marcas y es central para la forma única en que operamos al rededor del mundo.

Salud y Nutrición

Nuestra misión de Vitalidad nos compromete a hacer crecer nuestro negocio respetando parámetros de salud y nutrición. Nos enfocamos en prioridades como la nutrición infantil y familiar, la salud cardiovascular y el control del peso. 

Adentro y Afuera

Nuestra cultura también representa Vitalidad. Agregar vitalidad a la vida requiere los más altos estándares de conducta hacia nuestra gente, las comunidades en las que estamos insertos y el medio ambiente sobre el que tenemos impacto.

La demanda de más Vitalidad en la vida diaria nos ofrece una gran oportunidad para el crecimiento. La forma en que trabajamos y los productos que desarrollamos están moldeados por las tendencias que marcan los consumidores, además de la necesidad de alcanzar estándares de higiene y salud, tanto en las regiones del mundo en desarrollo como las industrializadas.