Programa mundial de alimentos: mejora de la nutricıón

Para aproximadamente 805 millones de personas en la actualidad (uno de cada nueve habitantes del planeta), el hambre es una batalla que están perdiendo y los niños se encuentran entre los más afectados.

Mientras que el hambre impide a los niños alcanzar su máximo potencial, la erradicación del hambre puede cambiarlo todo, liberando a las familias y a comunidades enteras para centrarse en sus futuros. Ese es el motivo por el que el secretario general de Naciones Unidas ha lanzado el Reto del HambreCero en 2012, una iniciativa global que apela a los gobiernos, al sector privado y al público a que se unan para construir un mundo sin hambre.

Para colaborar con el reto, la Fundación Unilever está apoyando el programa de alimentación escolar con productos locales del Programa Mundial de Alimentos. El programa ayuda a los pequeños agricultores a aumentar la calidad y cantidad de sus cosechas, que pueden venderse a continuación a los programas de comidas de las escuelas locales, creando mercados sustentables para los agricultores. 

Estos ingredientes de origen local se utilizan para cocinar comidas nutritivas en las escuelas que constituyen un fuerte incentivo para que los niños asistan y permanezcan en la escuela. Al mismo tiempo, a los padres y profesores se les permite gestionar y disponer de sus propios programas de comidas en las escuelas.

Desde el año 2007 Unilever ha proporcionado más de 26 millones de dólares de apoyo al Programa Mundial de Alimentos. Tan solo en 2014, este apoyo permitirá al Programa Mundial de Alimentos proporcionar más de 9 millones de comidas en colegios, incluidos Bangladesh, Indonesia, Kenia, Ecuador, Birmania y Filipinas.

En Unilever México trabajamos junto a Banco de Alimentos de México (BAMX) desde 2005 en un convenio exclusivo de donaciones. En 2013 beneficiamos cerca de medio millón de personas en 22 estados de la República Mexicana con programas de nutrición.

1 Fuente: Estado de la inseguridad alimentaria en el mundo, FAO, 2014.

Back to top