Una tercera parte de los alimentos que se producen globalmente se pierde o se desperdicia. Eso equivale a 1300 millones de toneladas de alimentos que se tiran literalmente cada año.

Entonces, ¿cómo es posible que tantos alimentos se pierdan o se desperdicien en un mundo en que una de cada diez personas pasa hambre o está malnutrida? Y, ¿qué se puede hacer al respecto?

Estas son las interrogantes centrales de las discusiones y eventos durante el primer Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos de las Naciones Unidas que se celebrará el 29 de septiembre.

Concientizar, comprometerse con el cambio

Establecido por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP), ese día no solo pretende crear conciencia sobre los alimentos, sino también promover esfuerzos globales con el fin de lograr el Objetivo 12.3 de las Metas de desarrollo sustentable de las Naciones Unidas. Es decir, una reducción del 50 % en la pérdida y desperdicio de alimentos para 2030.

Como miembro de la coalición de promotores 12.3, Unilever está dedicado a acelerar el avance hacia el logro de esta meta.

Para asegurarnos de que nuestro propio hogar esté en orden, ya hace tiempo que implementamos programas de cero residuos a relleno sanitario. Recientemente, también nos comprometimos a reducir en un 50 % la pérdida y desperdicio de alimentos en nuestras operaciones globales para el año 2030, en línea con el Objetivo 12.3. También adoptamos el enfoque Promotores 12.3 «Objetivo-Medida-Acción» e informaremos públicamente sobre nuestra huella de residuos de alimentos para contribuir a mejorar la transparencia de esta información.

«Solo si abordamos la pérdida y desperdicio de los alimentos podremos alimentar al mundo dentro de los límites del planeta, mitigar el cambio climático y aliviar la presión sobre los recursos naturales. El mayor impacto y responsabilidad de Unilever reside en nuestra capacidad de influir en nuestros proveedores y clientes para que nos sigan y, en particular, en los consumidores, para que desperdicien menos alimentos», comenta Hanneke Faber, Presidenta global de Foods & Refreshments de Unilever

Por qué es importante enfrentar el desperdicio de alimentos

La pérdida y el desperdicio de alimentos no se ve, se subestima e implica un mal uso sin sentido del capital humano, ambiental y económico. Consume una cuarta parte del agua que se utiliza para la agricultura cada año. También contribuye en gran medida a la pérdida de los ecosistemas y la biodiversidad, y es responsable del 8 % de las emisiones mundiales anuales de los gases de efecto invernadero. De hecho, si la pérdida y desperdicio de alimentos fuera un país, sería el tercer productor de gases de efecto invernadero más grande del mundo.

Nuestra marca Hellmann's tiene la creencia fundamental de que los alimentos son demasiado buenos para que los desperdiciemos. Puesto que sus productos llegan a los hogares de millones de personas en todo el mundo, Hellmann's tiene tanto la oportunidad como la responsabilidad de crear conciencia sobre el tema de los restos de alimentos en los hogares y ayudar a que las personas sean más ingeniosas con sus alimentos.

«Sabemos que nuestra marca puede lograr un cambio positivo en la manera en que nuestros consumidores usan los alimentos en sus hogares», dice Christina Bauer Plank vicepresidenta de marca global Hellmann's. «Hellmann's siempre ha ayudado a que las personas conviertan incluso los ingredientes más sencillos en comidas sabrosas».

Un cambio inesperado

Tomando en cuenta que entre el 40% y el 45 % de los residuos de alimentos se genera en los hogares, está claro que cualquier cambio significativo en la reducción del desperdicio de alimentos depende de un cambio en los hábitos y actitudes de los consumidores.

Sin embargo, no son muchos los que se consideran que contribuyen al desperdicio de alimentos. Algunos no tienen consciencia alguna de la dimensión del problema, mientras que otros no aceptan que sus propias acciones alimentan el problema.

Sin embargo, gracias al encierro, las compras restringidas y la vida en el hogar, la crisis por COVID-19 ha forzado a las personas a que analizar su consumo de alimentos con más detenimiento. El resultado ha sido un cambio de actitud inesperado.

Si bien el temor a no tener suficiente alimento condujo a cierta acumulación y, en última instancia, al desperdicio, las investigaciones han demostrado que el tiempo de permanencia en casa ha hecho que muchas personas aprecien más el valor de los alimentos. Una encuesta realizada por la agencia Hubbub UK, demostró que el 57 % de los encuestados apreciaba más el valor de la comida desde el inicio de la pandemia.

Cambios pequeños que generan grandes impactos

Con más personas abiertas a adoptar conductas de menor desperdicio de alimentos, Hellmann's sigue intensificando sus esfuerzos de concientización sobre el desperdicio de alimentos y también de ofrecer soluciones prácticas para reducirlo.

Soluciones que incluyen ayudar a las personas a ver el potencial de sus productos perecederos, motivarlas a cocinar con los ingredientes en su refrigerador y, quizás lo más importante, ayudarlas a adquirir las habilidades y conocimientos necesarios para aprovechar al máximo los alimentos con los que cuentan.

Durante los últimos dos años, Hellmann's ha llegado a más de 100 millones de personas en Brasil y otros países mediante campañas que transforman las sobras en deliciosos platillos. Ahora, la marca amplía sus esfuerzos hasta los mercados de América del Norte, América Latina y Europa.

Asociaciones para el éxito

Al asociarse con organizaciones comunitarias y ONG, Hellmann's no solamente crea mayor conciencia sobre el problema, sino que también optimiza el impacto de sus programas, especialmente los enfocados a la redistribución del excedente de alimentos.

En los Estados Unidos, Hellmann's ha trabajado con organizaciones como East Side House Settlement y Food Banks para ayudar en el rescate de alimentos en granjas y redistribuirlos a 200 000 hogares necesitados. De manera similar, el programa Real Food de Hellmann's en Canadá, ha ayudado a rescatar más de 100 000 comidas para apoyar a personas que más lo necesitan.

Descifrar los motivos del desperdicio

Sin embargo, abordar la cuestión del desperdicio de alimentos debe ir más allá de encontrar formas de utilizar los excedentes de alimentos. También necesitamos entender por qué se desperdician los alimentos.

Por eso Hellmann's trabaja con los principales expertos académicos, como los psicólogos conductistas en BE Works, y especialistas en la materia como la Dra. Erica Van Herpen de la Universidad de Wageningen, para comprender la psicología detrás del desperdicio de alimentos y qué podría impactar positivamente en dicho comportamiento.

«Nadie se siente bien cuando tira comida en buenas condiciones», dice Christina Bauer-Plank, vicepresidenta de Hellmann's Gran Bretaña. «No tenemos que persuadir a nadie de que no está bien desperdiciar alimentos. Todos lo sabemos. Solo tenemos que darles herramientas a las personas para que puedan utilizar mejor lo que tienen».

Explorar más sobre estos temas
Back to top

SÍGUENOS

Siempre estamos buscando conectar con quienes comparten el interés en un futuro sustentable.

CONTÁCTANOS

Ponte en contacto con Unilever y sus equipos especialistas o busca contactos de nuestras oficinas en todo el mundo.

Contáctanos