1. Home
  2. ...
  3. El Plan de Vida Sustentable Unilever
  4. Gases de efecto invernadero

El Plan de Vida Sustentable de Unilever para

Gases de efecto invernadero

Sequías, inundaciones, pérdidas en las cosechas, comunidades afectadas y desplazadas y economías perjudicadas: las amenazas potenciales que presenta el cambio climático son significativas y urgentes. Pero, si bien combatir el cambio climático presenta grandes desafíos, también ofrece oportunidades enormes.

Tomar medidas contra el cambio climático es una necesidad, pero también es una ocasión para hacer crecer nuestro negocio respondiendo a las oportunidades que brinda nuestra cadena de valor.

Queremos demostrar nuestra participación en el movimiento global para la creación de una economía de baja emisión de carbono, por ello, estamos aumentando el uso de la energía renovable a medida que avanzamos para lograr un balance positivo de carbono en nuestras operaciones para el año 2030. Nos hemos fijado un objetivo de base científica* reducir a la mitad el impacto de los gases de efecto invernadero (GEI) de nuestros productos en todo su ciclo de vida para el año 2030.**

El pilar de los GEI de nuestro Plan de Vida Sustentable de Unilever contribuye a varios de los Objetivos de desarrollo sustentable (ODS) de las Naciones Unidas, principalmente: Energía asequible y no contaminante (ODS 7); Acción por el clima (ODS 13) y Vida de ecosistemas terrestres (ODS 15).

Nuestra estrategia

Queremos que la baja emisión de carbono sea el nuevo modelo cotidiano, por consiguiente, estamos realizando acciones para reducir las emisiones de los GEI en toda nuestra cadena de valor.

Eliminating fossil fuels in manufacturing

Acciones en nuestra cadena de valor

Tras el Acuerdo de París, casi 200 países siguen adelante con las reformas de la reducción del carbono. Cambiar los sistemas es la clave para transformar la infraestructura actual de alta producción de emisiones de carbono en una de bajas emisiones. Los riesgos que presenta el cambio climático cruzan las fronteras de las naciones, los continentes, las industrias y las sociedades. El ODS 17, Alianzas para lograr los objetivos, es crítico para desbloquear el avance de los otros dieciséis objetivos. Las empresas, los gobiernos y los ciudadanos tienen un papel fundamental en el cambio de los sistemas; se trata de la colaboración y, por eso, estamos dando prioridad a la promoción y a la formación de alianzas.

Esto nos condujo a trabajar en temas que comprenden toda nuestra cadena de valor, desde combatir la deforestación y mejorar la huella de carbono de nuestra cadena de suministro agrícola hasta diseñar más productos con un impacto menor en los GEI para las personas que los utilizan en sus hogares.

El 27 % de nuestra huella de GEI proviene de la materia prima para los ingredientes y los envases. Los impactos del cambio climático en la agricultura serán diferentes en las distintas partes del mundo. Un paso importante en nuestro programa de abastecimiento sustentable será el lanzamiento en 2018 del Código de Agricultura Sustentable renovado, que tiene lineamientos sobre todos los aspectos de la agricultura inteligente desde el punto de vista climático.

En el medio de nuestra cadena de valor, están nuestras fábricas y plantas, las partes de nuestro negocio sobre las que tenemos el mayor control. Nos hemos comprometido a lograr un balance de carbono positivo en nuestras operaciones para el año 2030. Esto significa que el 100 % de nuestra energía provendrá de fuentes renovables, y queremos apoyar directamente la generación de más energía renovable de la que necesitamos para nuestras propias operaciones a fin de que el excedente esté disponible para los mercados y las comunidades en las que prestamos servicios.

La tecnología y la innovación están desempeñando un rol esencial en el tratamiento del cambio climático y en abrir las oportunidades para los negocios que traerá una economía de baja emisión de carbono. Más del 60 % de nuestra huella de GEI se produce cuando los consumidores usan nuestros productos en sus hogares. Para reducirla, estamos usando nuestros conocimientos y recursos, así como investigación y desarrollo, para darle a las personas los productos que desean, pero con un impacto más bajo en los GEI.

Grupo de estudio sobre divulgación de información financiera relacionada con el clima (TCFD, en inglés)

Un número creciente de inversionistas demanda más información sobre cómo las empresas están abordando los efectos del cambio climático, y nosotros reconocemos la importancia de divulgar los riesgos y las oportunidades relacionados con el clima. Adoptar las recomendaciones del TCFD es un paso importante para permitir que las fuerzas del mercado impulsen la distribución eficiente del capital y apoyen la transición fluida hacia una economía baja en emisiones de carbono.

Dentro del alcance de nuestro negocio, el cambio climático repercute en todo lo que hacemos, y una amplia gama de nuestras actividades del Plan de Vida Sustentable Unilever se ocupa de ellas. Hemos integrado información relacionada con el clima en nuestro Informe anual y de cuentas de 2017 y dentro de las secciones de Reducción del impacto ambiental, tales como Gases de efecto invernadero, Agua, Residuos y Adquisición sustentable, de nuestro Informe de vida sustentable de 2017.

Nuestro enfoque

Nuestro compromiso base es reducir a la mitad el impacto relativo a los GEI de nuestros productos en todo su ciclo de vida para el año 2030. Este compromiso es un objetivo basado en la ciencia, que, a su vez, está respaldado por nuestros objetivos científicos relativos a tener un balance de carbono positivo. Estos se definen como "en línea con el nivel de descarbonización requerido para mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 °C en comparación con las temperaturas preindustriales"***, lo cual se fundamenta en el Acuerdo de París.

Con el propósito de entender los riesgos financieros que el cambio climático puede tener en nuestro negocio, hemos realizado una evaluación de alto nivel del impacto de la hipótesis de calentamiento global de 2 °C y de 4 °C en 2030. Hemos identificado los impactos materiales en los negocios de Unilever según cada una de estas hipótesis sobre la base de los datos internos y externos existentes. Estamos tomando medidas para abordar nuestros riesgos relativos al cambio climático de acuerdo con los resultados del análisis de las hipótesis, además de beneficiarnos con las oportunidades que estos cambios puedan presentar en nuestra cadena de valor.

Los impactos más importantes de la hipótesis del calentamiento global de 2 °C serían los siguientes:

  • La tarifación del carbono se comienza a utilizar en países claves y, por lo tanto, hay aumentos tanto en los costos de fabricación como en los costos de las materias primas, tales como metales usados en el envasado.
  • Se establecen los requerimientos de la deforestación neta igual a cero y un cambio hacia la agricultura sustentable ejerce presión sobre la producción agrícola y eleva el precio de ciertas materias primas.

Los impactos más importantes de la hipótesis del calentamiento global de 4 °C serían los siguientes:

  • El estrés hídrico grave y crónico reduce la productividad agrícola en algunas regiones y eleva los precios de las materias primas.
  • La mayor frecuencia del clima extremo (tormentas e inundaciones) genera una mayor incidencia de interrupciones en nuestras redes de fabricación y distribución.
  • Los fenómenos de aumento de temperatura y de clima extremo reducen la actividad económica y el crecimiento del producto bruto interno (PBI), por consiguiente, las ventas caen.

Los resultados del análisis de las hipótesis confirman la importancia de trabajar más para garantizar que entendemos las dependencias críticas entre el cambio climático y nuestro negocio. Asimismo, garantiza que tengamos planes de acción establecidos para ayudar a mitigar estos riesgos y para preparar el negocio para los ambientes futuros en donde trabajaremos.

Para hacer frente al cambio climático, hemos adoptado un enfoque combinado de hacer cambios en nuestro negocio (con el propósito de reducir las emisiones sobre las que tenemos más control) y de reunir esfuerzos colectivos y apoyo para ayudar a lograr los cambios más amplios de los sistemas que se necesitan para crear un mundo con bajas emisiones de carbono. Nuestro trabajo incluye estos temas:

Nuestro compromiso

Reducir a la mitad el impacto de los gases de efecto invernadero de nuestros productos en todo su ciclo de vida para el año 2030.**

Además, lograremos un balance positivo del carbono para el año 2030 en nuestras propias operaciones al eliminar los combustibles fósiles de nuestra combinación de fuentes energéticas y al utilizar solo energía renovable. También queremos apoyar directamente la generación de más energía renovable de la que consumimos a fin de que el excedente esté disponible para los mercados y las comunidades en que tenemos presencia.

Progreso hasta la fecha

Hemos reducido el CO2 de nuestra energía en un 47 %† por tonelada de producción en nuestras operaciones y continuamos desarrollando productos con un impacto menor de GEI; no obstante, el impacto de los GEI de nuestros productos en todo su ciclo de vida ha aumentado en un 9 %† desde el 2010.**

El crecimiento de ventas subyacente durante el mismo período fue de 33,1 %, por lo tanto, es alentador ver que estamos desvinculando nuestro impacto de GEI de la cadena de valor del crecimiento de nuestro negocio. El aumento en las emisiones de los GEI por uso del consumidor está impulsado principalmente por nuestro negocio de cuidado personal, que se ha expandido con productos para la ducha y el cabello vía adquisiciones.

Desafíos futuros

El impulso de las acciones por el clima continúa en crecimiento. Más inversores están analizando la resistencia al carbono en sus decisiones. Y según la investigación que llevamos a cabo en 2016, los consumidores buscan cada vez más empresas y productos sustentables. Creemos que se puede hacer la transición hacia un modelo con menos emisiones de carbono, pero, sin dudas, existen muchos desafíos.

La cantidad de energía renovable disponible está aumentando y los costos están bajando rápidamente. No obstante, gran parte de la infraestructura mundial sigue utilizando combustibles fósiles. Por ejemplo, esto significa que la electricidad usada para calentar agua, incluso el agua caliente que usan nuestros consumidores, contribuye significativamente a las emisiones de GEI.

Para cumplir nuestro compromiso de reducir el impacto de los GEI de nuestros productos a largo de su vida útil hacia el 2030, dependemos de una gran cantidad de factores externos, como la eficiencia de la energía de los electrodomésticos y la intensidad del carbono relacionada con la energía utilizada en los hogares, así como del comportamiento de los consumidores.

Creemos que la tarifación del carbono es una parte fundamental de la respuesta global al cambio climático y, sin ella, es improbable que el mundo cumpla los objetivos de reducción de los GEI. Hemos apoyado públicamente los llamados para la tarifación del carbono y somos miembro de la campaña Caring for Climate y de The Carbon Pricing Leadership Coalition de UN Global Compact’s (UNGC’s), organizados por el Banco Mundial. Hemos implementado el Business Leadership Criteria on Carbon Pricing de UNGC’s en 2018 y aumentamos nuestro precio interno del carbono a €40 por tonelada.

* Dos de nuestros objetivos fueron aprobados por la Science Based Targets Initiative (SBTi) en el 2017. Establecimos nuestro primer objetivo científico en el 2010 para reducir a la mitad el impacto de los gases de efecto invernadero de nuestros productos en todo su ciclo de vida para el 2030. El segundo objetivo científico se estableció en el 2015 para obtener el 100 % de la energía que se usa en nuestras operaciones a partir de fuentes de energía renovable para el año 2030.

** Nuestros objetivos ambientales se expresan en función de un valor de referencia del año 2010 y por uso del consumidor. Esto significa un solo uso, parte o porción de un producto.

***Según lo descrito en el Quinto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC AR5).

Certificación independiente por parte de PwC


Expand for more on Greenhouse gases

Objetivos y desempeño

Tenemos un compromiso ambicioso relacionado con reducir a la mitad los GEI asociados con el consumo de nuestros productos en nuestra cadena de valor.


Gases de efecto invernadero
Nuestro compromiso

Reducir a la mitad el impacto de los gases de efecto invernadero de nuestros productos en todo su ciclo de vida para el año 2030.*

Nuestro desempeño

En el año 2017, nuestro impacto relativo a los gases de efecto invernadero por uso del consumidor aumentó en aproximadamente un 9 % desde el año 2010.*

Nuestra perspectiva

En el año 2017, nuestras fábricas redujeron las emisiones de CO2 provenientes de la energía en un 47 %† por tonelada de producción en comparación con el año 2008. También hemos aumentado el uso de la energía renovable dentro de nuestra fabricación: en 2017, aumentó el 33,6 % en comparación con el 15,8 % en el 2008. Además, el 65 % de toda la electricidad de la red usada en nuestras operaciones de fabricación provino de recursos renovables.

Desde que lanzamos nuestro plan en el 2010, hemos aprendido mucho sobre las áreas en las que podemos ejercer una influencia, sobre las que no podemos hacerlo, así como sobre cuáles son las áreas que necesitan una acción por parte de otros actores. Por ejemplo, esto incluye el cambio de la energía de la red a fuentes de energía renovable. Esto lleva tiempo, pero estamos avanzando en la dirección correcta, lo que contribuirá positivamente a reducir a la mitad el impacto de los GEI de nuestros productos para el año 2030.

Para desempeñar un papel activo en esto, también hemos establecido objetivos para ser ‘carbono positivos’ en nuestras operaciones para el 2030. Esto incluye obtener el 100 % de nuestra energía de fuentes renovables para el año 2030 y se extiende para que la energía renovable excedente que obtengamos se utilice en los mercados y en las comunidades en las que tenemos presencia.

No obstante, el impacto de los GEI de nuestros productos se ha elevado un 9 % desde el 2010.* El crecimiento de las ventas subyacente durante el mismo período fue de 33,1 %, por lo tanto, es alentador ver que estamos desvinculando el impacto de los GEI de la cadena de valor del crecimiento de nuestro negocio.

El aumento en las emisiones de los GEI por el uso del consumidor está impulsado principalmente por nuestro negocio de cuidado personal, que se ha expandido con productos para la ducha y el cabello vía adquisiciones. Más del 60 % de la huella de los GEI de nuestra cadena de valor se debe al consumo de los clientes, principalmente al calentar el agua para ducharse, por lo que nos resulta más difícil controlarla.

*Nuestros objetivos ambientales se expresan en función de un valor de referencia del año 2010 y por uso del consumidor. Esto significa un solo uso, parte o porción de un producto.

Certificación independiente por parte de PwC


  • Objetivos alcanzados

  • Conforme al plan

  • No conforme al plan

  • %

    De cumplimiento del objetivo

Key
  • Objetivos alcanzados

    Objetivos alcanzados

  • Conforme al plan

    Conforme al plan

  • No conforme al plan

    No conforme al plan

  • %

    De cumplimiento del objetivo

    De cumplimiento del objetivo

Nuestros objetivos

Consulte Independent Assurance para obtener más detalles de nuestro programa de aseguramiento del Plan de Vida Sustentable de Unilever.

Lograr ser carbono positivos en las operaciones de fabricación

  • Para el año 2020, las emisiones de CO2 provenientes de la energía en nuestras fábricas estarán en un nivel igual o inferior a los niveles registrados en el 2008, a pesar de los volúmenes significativamente más altos.

Esto equivale a una reducción del 40 % por tonelada de producción.

Frente a la base de 1995, esto representa una reducción del 63 % por tonelada de producción y un 43 % de reducción absoluta.

Logramos 1 218 554† toneladas menos de CO2 proveniente de la energía en el año 2017 en comparación con el año 2008 (una reducción del 47 %† por tonelada de producción).

En comparación con el año 1995, esto representa una reducción del 69 % en términos absolutos.


Tendremos un balance positivo de carbono en nuestra fabricación en el año 2030:


  • Obtendremos el 100 % de la energía que se usa en todas nuestras operaciones** a partir de fuentes renovables en el 2030.

En el año 2017, el 33,6 % del uso total de energía en nuestras operaciones de fabricación provino de recursos renovables en comparación con el año 2008, que fue del 15,8 %.


  • Toda la electricidad que compraremos a la red provendrá de fuentes renovables en el 2020.

En el año 2017, el 65 % de toda la electricidad de la red que se usó en nuestras operaciones de fabricación provino de recursos renovables..


  • Eliminaremos el carbón de nuestra combinación de energía en el año 2020.

En el año 2017, 1,1 millones de GJ de la energía utilizada en nuestras operaciones de fabricación provino del carbón. Durante el año, dieciséis de nuestras fábricas utilizaban energía generada a partir del carbón. A fines del 2017, esto se redujo a doce sitios.


  • Con el propósito de lograr nuestro objetivo de ser carbono positivos en el 2030, deseamos apoyar directamente la generación de más energía renovable que la que consumimos y hacer que el excedente esté disponible en los mercados y en las comunidades en las que trabajamos.

En el 2017, continuamos desarrollando nuestra metodología e informaremos sobre el progreso de nuestro objetivo en el Informe de vida sustentable de 2018.


  • Todas las fábricas nuevas tendrán como objetivo generar menos de la mitad del impacto en comparación con nuestro valor de referencia del año 2008.

Las nuevas fábricas en Turquía, Vietnam, India e Irán comenzaron la producción en el 2017. Cuando estén en total funcionamiento, cada una tendrá como objetivo generar solo la mitad de las emisiones de CO2 provenientes de la energía en comparación con un valor de referencia representativo del año 2008.


Nuestra perspectiva

En el 2017, nuestras fábricas redujeron las emisiones de CO2 provenientes de la energía un 8,1 % por tonelada de producción en comparación con el año 2016, y un 47 % por tonelada de producción en comparación con el año 2008; es decir, alcanzaron el objetivo cuatro años antes de lo previsto en el año 2016. Asimismo, en el 2017, se produjeron 1 218 554 toneladas menos de CO2 de energía en comparación con los valores del 2008. En el 2017, continuamos reduciendo el consumo de energía en un 2,8 % por tonelada de producción y, desde 2008, en un 26 %.

En el 2015, anunciamos un nuevo objetivo para ser carbono positivos. Este reemplaza nuestro objetivo anterior para el 2020 relacionado con obtener el 40 % de la energía que se usa en todas nuestras operaciones a partir de fuentes renovables. A fines del 2017, 109 fábricas en 36 países de todos los continentes adquirieron la totalidad de la electricidad de la red de fuentes renovables certificadas. Ese mismo año, el 33,6 % de nuestras necesidades de energía a nivel mundial se cubrieron a partir de fuentes renovables.

Cómo estamos logrando un balance de carbono positivo en nuestras operaciones

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas del lavado de ropa

En el 2012, reformulamos nuestros productos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 15 %.

Hemos reformulado más del 95 % (en volumen) de nuestros detergentes en polvo en nuestros 14 países principales y logramos una reducción del 15 % en las emisiones de gases de efecto invernadero a fines del 2012.

Continuamos reformulando productos al mejorar el uso de las materias primas en polvo y en cápsulas, y al optimizar nuestras operaciones de fabricación.


Nuestra perspectiva

Los detergentes líquidos para lavar la ropa tienen un impacto relativo a los gases de efecto invernadero (GEI) más leve que los detergentes en polvo. Estamos impulsando el desarrollo de mercados a través de los detergentes líquidos, ya que crecemos más rápido con los detergentes líquidos aunque en el mercado existan detergentes en polvo, en barra y líquidos.

Muchos de nuestros detergentes líquidos ahora se venden de manera concentrada, lo cual reduce las emisiones de GEI. También proporcionan un gran poder de limpieza a temperaturas más bajas. Además, estamos aumentando la cantidad de dosis unitarias de lavado, lo que significa que los clientes no utilizan dosis menores o mayores.

Continuamos liderando la industria en relación con el desarrollo de detergentes en polvo de menor impacto mediante la eliminación o la reducción de fosfatos y zeolitas, que son componentes clave con un alto impacto en los GEI. Hemos eliminado totalmente el uso de fosfatos en nuestros productos para lavavajillas y alcanzamos un 95 % de reducción en el uso global de fosfatos en los detergentes en polvo para lavar ropa, lo que da como resultado una reducción en las emisiones de CO2 de hasta un 50 % por uso individual del consumidor. Seguimos investigando las tecnologías que podrían ayudarnos a lograr productos sin fosfatos en el futuro.

Innovando para reducir los gases de efecto invernadero

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas del transporte

Para el 2020, las emisiones de CO2 provenientes de nuestra red de logística global estarán en un nivel igual o inferior a los niveles registrados en 2010, a pesar de los volúmenes significativamente más altos. Esto representará una mejora del 40 % en la eficiencia respecto del CO2 .

Lograremos esto mediante la reducción del kilometraje de nuestros camiones; el uso de vehículos con bajo nivel de emisiones; el uso de medios de transporte alternativos, como trenes o barcos, y la mejora de la eficiencia energética en nuestros depósitos.

Desde el 2010, logramos una mejora del 31 % en la eficiencia respecto de las emisiones de CO2. En el 2017, logramos una mejora del 6 % en la eficiencia respecto de las emisiones de CO2 y una disminución del 4 % en términos absolutos en comparación con el año 2016.1


Nuestra perspectiva

En el 2017, logramos una mejora del 31 % en la eficiencia respecto de las emisiones de CO2 desde 2010. Hemos tenido un avance estable, y algunos de nuestros grupos de mercados han logrado sus mejoras más importantes en cuanto a eficiencia de CO2.

Seguimos con la ambición de cumplir con nuestro objetivo para el 2020 y estamos decididos a lograrlo trabajando sobre las bases que ya tenemos. A través de la innovación y del desarrollo de proyectos ascendentes de reducción de carbono, compartiremos las mejores prácticas para garantizar la eficiencia en nuestra logística de transporte.

Estamos usando cada vez más formas de transporte alternativas a las rutas, como trenes o barcos, para transportar nuestra mercadería. Para los viajes que aún se realizan por rutas, estamos explorando tecnologías, por ejemplo, el gas natural licuado (GNL) como combustible alternativo, vehículos eléctricos, la tecnología de manta térmica para camiones con temperatura controlada y las tecnologías del hidrógeno. Estamos trabajando con nuestros socios para acelerar la adopción de estas tecnologías.

1 La mejora acumulada desde el año 2010 se mide en todos nuestros 14 países principales; la mejora anual se mide en más de 50 países.

Reducción de las emisiones relacionadas con el transporte

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la refrigeración

Como el mayor productor de helados del mundo, aceleraremos el lanzamiento de freezers que emplean refrigerantes naturales (hidrocarburos) no contaminantes. Cuando presentamos nuestro plan en noviembre de 2010, ya habíamos adquirido 450 000 unidades con el nuevo refrigerante.



  • En el 2015, se compraron otras 850 000 unidades.

En el año 2013, superamos nuestro objetivo de adquirir 850 000 freezers no contaminantes, y alcanzamos un total de aproximadamente 1,5 millones de unidades.

En el 2017, el total de equipos aumentó a unos 2,6 millones de freezers que utilizan hidrocarburos.


Nuestra perspectiva

Los refrigerantes de hidrocarburos (HC) no contaminantes que utilizamos en nuestros freezers tienen un potencial de calentamiento global insignificante en comparación con los de hidrofluorocarbonos (HFC) que utilizábamos anteriormente, que tienen un impacto en el calentamiento global miles de veces mayor que la cantidad equivalente de dióxido de carbono. El cambio del refrigerante solamente hace que nuestros freezers sean un 10 % más eficientes en relación con la energía. A fines del 2017, habíamos comprado unos 2,6 millones de freezers con refrigerantes naturales.

Continuamos instalando freezers con HC no contaminantes y haciendo que estos consuman menos energía. En el 2017, nuestros freezers comprados eran 50 % más eficientes en relación con la energía en comparación con nuestros equipos de 2008, y teníamos modelos más eficientes todavía. Estamos trabajando en más innovaciones para lograr otras mejoras en la eficiencia energética de los freezers como las pruebas piloto del uso de paneles solares para darle energía a los equipos.

Freezers no contaminantes

Reducir el consumo de energía en nuestras oficinas

Para el año 2020, reduciremos a la mitad la energía (kWh) adquirida por ocupante en las oficinas de nuestros 21 países principales en comparación con el año 2010.

Reducción del 30 % en la energía (kWh) adquirida por ocupante desde el año 2010.


Nuestra perspectiva

Hemos establecido un objetivo desafiante para el año 2020 con el fin de reducir el consumo de energía en nuestros sitios seleccionados. En el 2017, observamos un leve aumento en la cantidad total de energía comprada y una caída en el número de ocupantes en nuestros sitios seleccionados. Continuamos trabajando en programas de eficiencia energética en nuestros sitios, y muchos lograron más eficiencia aún en el 2017.

No obstante, la energía que demandan nuestros centros de datos y nuestros sitios de investigación y desarrollo, que representan casi la mitad de la energía que compramos, nos presenta un desafío. En el 2017, redujimos el consumo total de energía de ambos centros de datos en un 7 %, pero la mayor demanda de otros sitios elevó el porcentaje de reducción por ocupante por encima del valor del 2016. Los sitios de IyD realizan pruebas piloto en las plantas, que son más similares a las operaciones de las fábricas, y la demanda de energía para esos procesos no está vinculada con la ocupación.

Continuamos con el ahorro de energía mediante el uso de las herramientas de administración de energía de las computadoras personales. Nos seguimos focalizando en la optimización de nuestros sistemas de administración de edificios y en la instalación de luces LED en algunas de nuestras oficinas para reducir el consumo de energía.

También tenemos en cuenta el impacto del carbono en nuestras decisiones de compra de energía. En el año 2017, el 42 % de nuestros sitios seleccionados compraron electricidad renovable certificada. Asimismo, nuestras oficinas en el centro de Londres y en Surrey lograron un balance neutro de carbono mediante la compra de gas renovable certificado. Si bien es difícil reducir la energía que se compra por ocupante, seguimos reduciendo el impacto de los GEI de nuestras oficinas.

Reducción del impacto de las oficinas

Reducir el desplazamiento de los empleados

Estamos invirtiendo en instalaciones avanzadas de videoconferencias para facilitar la comunicación y reducir el desplazamiento de los empleados. En el año 2011, esta red cubrió más de 30 países.

A fines de ese mismo año, la red abarcó 54 países.


Nuestra perspectiva

Hemos seguido invirtiendo en la implementación de Skype for Business, así como en instalaciones avanzadas de videoconferencias para reducir el impacto de los desplazamientos.

Nuestro sistema avanzado de videoconferencia, Video Presence, se utiliza en más de 950 reuniones por mes en las oficinas de Unilever de todo el mundo. Tenemos instalaciones para videoconferencia en 90 países. Esto está reduciendo de manera significativa nuestra necesidad de viajar a reuniones, así como nuestras emisiones de carbono. Además, ofrece beneficios claros: ayuda a ahorrar costos y tiempo a la empresa y ayuda a reducir la cantidad de viajes, que pueden ser agotadores para los empleados.

A fin de reducir aún más el impacto de los GEI provocados por el desplazamiento de nuestros empleados, hemos incluido mensajes sobre los beneficios de utilizar Video Presence cuando los empleados utilizan nuestro sistema de reserva para sus vuelos. Esto incentiva a los empleados a viajar solo cuando es necesario.

Back to top

SÍGUENOS

Siempre estamos buscando conectar con quienes comparten el interés en un futuro sustentable.

CONTÁCTANOS

Ponte en contacto con Unilever y sus equipos especialistas o busca contactos de nuestras oficinas en todo el mundo.

Contáctanos